Definición del target de nuestra web

Definición del target de nuestra web

28 agosto, 2020 0 Por adminapuntes

El detonante que desencadena una búsqueda es una necesidad por parte de un usuario, ya sea consciente o no. Las empresas centran esfuerzo en identificar nuevas necesidades para sus clientes, necesidades distintas para tipo de cliente (perfil de cliente).

La mayoría de las búsquedas en Google nacen con el objetivo de satisfacer una necesidad que puede ser informacional, transaccional o navegacional, concepto que ya hemos visto en posts anteriores. Ahora, cuando el usuario es consciente de esta necesidad (aunque parezca mentira, muchas veces no lo es) podemos hablar de intención de búsqueda: necesidad percibida de información que impulsa a alguien a usar un sistema de recuperación de información en un primer momento, según Andrei Broder (2002)

Intenciones de búsquedas según Google

Según Google existen cuatro intenciones de búsquedas:

Saber. Necesidad de satisfacer una curiosidad, ya sea directa “¿cuál es la capital de Francia?” o más amplia y profunda “¿diferencias entre SEO y SEM?”

Hacer. Necesidad de realizar una acción como comprar, descargar, cocinar un plato, montar una maqueta, reparar una bicicleta, etc. Suelen empezar con adverbios del tipo “cómo y dónde” o verbos infinitivos de acción como “comprar, aprender, hacer, etc.”

Ir a un sitio web. Necesidad de ir a una web que no sabemos o no recordamos. Por ejemplo: “página oficial de hacienda”

Ir a un sitio real. Necesidad de ir a un sitio físico. La mayoría de las búsquedas que realizamos con nuestro móvil son de este tipo. Por ejemplo: “peluquería canina en madrid”

Definición del target

Soltado este rollo sobre las intenciones de búsquedas llegamos al meollo de la cuestión. A la hora de identificar los patrones de búsqueda más apropiados para nuestra web, es fundamental dejar de la lado nuestra propia perspectiva de nuestro negocio y analizar a nuestro público objetivo real. Este público es que el realizará las consultas en Google para encontrarnos y estas consultas son las que tenemos que tener en cuenta. Es decir, no importa cómo llamemos a nuestro productos, sino como lo hacen nuestros clientes potenciales.

Un ejemplo real sobre este punto. Un cliente de nuestra agencia de SEO en Málaga es un instalador de láminas de control solar. Toda la web está orientada a este concepto: “láminas de control solar en Málaga“; sin embargo la inmensa mayoría de las búsquedas que realizan sus clientes potenciales son “vinilos de protección para ventanas”. Cágate.

Lo primero que tenemos que hacer es crear los clientes objetivo imaginarios ideales. Es un ejercicio de abstracción muy útil para imaginar los objetivos, deseos y limitaciones de nuestro cliente potencial.

Los rasgos de este cliente imaginario de crearían a partir de datos procedentes de la investigación de mercados, entrevistas, experiencias previas, etc. Podemos construir la plantilla del search persona (vaya palabro) incluyendo los apartados siguientes:

  • Nombre. Así crearemos una relación de empatía con este cliente imaginario.
  • Trabajo y cargo. En qué sector trabaja y qué cargo desempeña. También definimos si su decisión de compra está relacionada y como con su puesto de trabajo. Por ejemplo, si vendemos bicicletas de gran calidad para un alto ejecutivo, está claro que su trabajo no está relacionado directamente con su compra, pero si vendemos portátiles de gama alta, puede ser que sí.
  • Datos demográficos. Sexo, edad, capacidad adquisitiva, domicilio, tipo de barrio, nivel educativo, tamaño familiar, círculo de amigos, etc, etc.
  • Objetivos y retos. Metas personales en su vida y su trabajo, así como metas a corto plazo e incluso propósito de su compra.
  • Valores y miedos. Motivaciones y objeciones a la hora de decidirse por una compra. Por ejemplo mucha gente compra un determinado producto por su compromiso con el medio ambiente, o deja de comprarlo por está fabricado en China. Igualmente mucha gente es reacia a comprar utilizando Paypal como método de pago y prefieren siempre contra reembolso.
  • Propuesta de valor. Nuestra oferta debe resumir todos los puntos anteriores y presentar los objetivos claramente apoyados por argumentos de venta conectados con las motivaciones de compra del usuario, anticipando y solventando cualquier punto de fricción eventual.

Dejar a un lago la tecnología e interesarnos con el aspecto más humano del proceso de compra, nuestro clientes potenciales, es fundamental para adoptar una perspectiva correcta: como buscan nuestros productos los usuarios que nos interesan.

Ventajas de trabajar con perfiles de clientes potenciales

Selección de palabras clave

Según el tipo de cliente este utilizará un lenguaje más coloquial o más refinado; será más concreto o más ambiguo a la hora de realizar su intención de búsqueda, sabrá más o menos sobre el tema, etc, etc. En el ejemplo anterior de las láminas de control solar, si nuestro target es un jefe de obras experimentado, la búsqueda sería “láminas de control solar homologadas para vidrios de 3mm”. Pero si el target es un usuario de clase media de un barrio obrero, la búsqueda se parecerá más a “vinilo de ventana para protegernos del sol” .

Arquitectura de la información

La estructura de nuestra web debe adecuarse a los patrones de búsqueda más comunes. Depende mucho de si nuestra tienda online está orientada a usuarios expertos o particulares, para diseñar las estructura de categorías, por ejemplo. Igualmente las fichas de productos serán más técnicas o más coloquiales, dependiendo del perfil de nuestros clientes potenciales.

SEO-on-SERP

Según el tipo de cliente este utilizará un lenguaje más coloquial o más refinado; será más concreto o más ambiguo a la hora de realizar su intención de búsqueda, sabrá más o menos sobre el tema, etc, etc. En el ejemplo anterior de las láminas de control solar, si nuestro target es un jefe de obras experimentado, la búsqueda sería “láminas de control solar homologadas para vidrios de 3mm”. Pero si el target es un usuario de clase media de un barrio obrero, la búsqueda se parecerá más a “vinilo de ventana para protegernos del sol” .

Título y descripción

El título y la descripción de una página son dos aspectos fundamentales a la hora de llamar la atención de los usuarios. Conocer de antemano que es lo que motiva a nuestros clientes nos ayudará a la hora de redactar las etiquetas title y description. Por ejemplo, si sabemos que nuestro público es “muy sensible al precio” (un eufemismo para decir que son muy tacaños), podemos incluir el precio de los productos siempre en el título, de tal forma que lo vean en las SERP y esto haga que se decidan por nuestro link, aumentando las visitas y un factor SEO fundamental, el CTR.

Estructura semántica de la página

Al igual que las etiquetas title y description, cuya importancia radica en que son los dos únicos aspectos de una web “visibles” desde fuera, conocer las motivaciones de nuestros clientes potenciales, ayudará a diseñar la estructura y contenido de la página.