Cuál es el mejor Android que me puedo comprar en 2018 por menos de 400 euros

mejor movil android 2018

Comparte en tus redes...

El mejor móvil por 400 euros es el Google Pixel XL

Así de rotundo. Con la llegada de su hermano mayor, el Google Pixel 2XL, la bajada de precio del modelo anterior, de 800 euros a menos de 400, es una oportunidad que no puedes dejar escapar.

Si eres de los que siempre está a la última y quieres el mejor móvil y lo último, tu elección debería ser el Google Pixel 2XL (en este enlace lo encontrarás al mejor precio posible con entrega en 24 horas).

Pero si como nosotros eres más realista y te gusta aprovechar “oportunidades”, tu elección es sin duda el Google Pixel XL, y es que con la llegada del 2XL, la bajada de precio ha sido significativa y es una elección sabia y económica…

(Oferta a 399€ por tiempo limitado)
Te hablamos más de este modelo…

 

El mayor factor de decisión para elegir estos terminales es sin duda la cámara de fotos, pocos móviles llegan a la calidad de este modelo de Google. El precio inicial del Pixel XL superaba los 750 euros, pero puedes comprarlo por menos de 400 euros en los enlaces que te dejamos, con la garantía oficial de dos años que ofrece Google. La oferta finalizará en breve, así que date prisa si quieres disfrutar de este increíble terminal a tan bajo precio.

 

Características

En el apartado del diseño y especificaciones no hay mucho más que aportar. Estamos ante un smartphone con cuerpo unibody metálico con unas dimensiones bastante conservadoras, es decir, por encima de la media de smartphones con la misma diagonal de pantalla.

GOOGLE PIXEL XL
PANTALLA 5,5 pulgadas AMOLED QHD
PROCESADOR Snapdragon 821
NÚCLEOS 2 x 2,15 GHz +2 x 1,6 GHz
RAM 4GB
MEMORIA DE ALMACENAMIENTO 32 ó 128 GB
CÁMARAS Trasera de 12,3 megapíxeles, f/2.0, estabilizador electrónico
Frontal de 8 Mpx
BATERÍA Pixel XL: 3.450 mAh
SOFTWARE Android 7.1 Nougat
OTROS Lector de huellas, USB tipo-C, Bluetooth 4.2
DIMENSIONES 154,7 x 75,7 x 7,3 mm
PESO 168 gramos
PRECIO Desde 759 euros (ahora 399€)

 

 

 

 

El Google Pixel XL no destaca ni por las medidas de su frontal ni tampoco por su grosor, de 5,5 pulgadas. Aunque este último punto tiene algunas ventajas: su cámara no sobresale del cuerpo y se ha aprovechado ese espacio interior para integrar una batería con capacidad para un día y medio de uso.

Tiene un diseño industrial, digno de un smartphone de batalla con acabado metálico con la salvedad de ese toque que da el cristal en la parte trasera.

La parte trasera encierra de manera inteligente la cámara, sensores de enfoque, micrófono trasero y su gran lector de huellas. Hacemos hincapié en la palabra “gran”, ya que es circular y tiene un tamaño más grande de lo habitual respecto de los que se encuentran en la parte trasera.

El funcionamiento del lector de huellas es impecable, muy en la línea de lo bien que rinden los de modelos Huawei. De hecho, también podemos habilitar funciones adicionales como la de deslizar la barra de notificaciones haciendo uso de un gesto de barrido hacia abajo en el lector, y es útil en smartphones de estas dimensiones.

En cuanto al frontal, no hay mucho que destacar salvo esos marcos superior e inferior de notables dimensiones y, si bien el Nexus 6P ya los tenía, aquí no se puede usar como excusa los altavoces frontales. Pixel XL integra uno en la parte inferior. No ofrece mala calidad de por sí pero debido a su situación es propenso a ser tapado durante el uso del smartphone viendo vídeos o jugando, es decir, cuando vemos el móvil de manera apaisada.

 

Queremos mencionar que, a diferencia de otros smartphones, Pixel XL integra un marco de pantalla sin ningún borde negro alrededor, es decir, el hueco destinado para el panel está cubierto en su totalidad por pantalla, algo de agradeder.

Ratificamos nuestra primera sensación de que se trata de un dispositivo muy cómodo en mano, que tiene un acabado pulido realmente fino y que sus bordes redondeados dejan una sensación agradable de ergonomía tanto al usarlo como con una mano como con dos.

Google hace uso del conector USB-C que ya vimos en Nexus 6P y que parece que será el estándar de todo smartphone que vea la luz a partir de ahora, al menos si nos movemos en territorio ajeno a Apple. Es interesante hacer notar que en este campo también tenemos conector minijack, la gran ausencia de los últimos smartphones de los de Cupertino.

 

Google Pixel XL potencia a raudales

Pixel XL se ha comportado de manera excelente en nuestras pruebas y no es para menos vistas sus especificaciones. Estamos ante un terminal que integra lo último del mercado en cuanto a SoC y una cantidad de RAM más que suficiente, 4 GB.

Los resultados en test sintéticos no dejan lugar a duda: el Pixel XL es de lo mejor del mercado. No en vano hace gala del chip Qualcomm más potente del momento, Snapdragon 821, un quad-core que rinde un 10% más que su predecesor, y que permite sacar pecho en este tipo de pruebas al smartphone. Sin embargo, en un uso del día a día será difícil que cualquier usuario note diferencia frente al Snapdragon 820.

Una de las cosas que más nos gusta de tener entre manos smartphones Google es esa sensación de limpieza, de software pulido con lo necesario: sin bloatware y sin añadidos que aportan habitualmente funcionalidades que no usaremos. Pixel XL hace uso de Android 7.1 Nougat y los 4 GB de RAM que integra también se notan.

La fluidez, cambio entre aplicaciones, la navegación por menús e incluso el uso de juegos de última generación es algo esperable, pero ciertamente Pixel XL parece dar ese paso adelante en este campo. Incluso frente a smartphones top como S7 o Mate 9 parece tener ese diferencial de fluidez.

 

Está claro que Google empieza a sacar partido de esta optimización general del sistema al tener control total sobre el hardware y el software del smartphone. Este es el punto que le faltaba a los Nexus y con Android 7.1 parece haber gestado con los Pixel.

 

 

Be the first to comment on "Cuál es el mejor Android que me puedo comprar en 2018 por menos de 400 euros"

Leave a comment